Blog

Tipos de pies según la pisada

Cada pie es diferente, no existen dos pies iguales y para analizar los diferentes tipos, hay que tener en cuenta estos criterios: Desde la forma de caminar o de apoyar el pie al correr; según la forma y longitud de los metatarsianos; según la anatomía del arco plantar, y también, según la patología que presente un paciente concreto.

Tipos de pies según su anatomía

Pie cavo: el arco plantar presenta demasiada curvatura.

Pie valgo: cuando el talón presenta una desviación lateral hacia la parte interna del pie.

Pies planos: el pie no presenta altura en la bóveda plantar.

Tipos de pies según la pisada

Pie Neutro: Si la impresión se ve más como ésta, eres pronador neutro (20-30% de las personas lo son). Se golpea el suelo con el talón, entonces mientras ruedas hacia los dedos de los pies, el arco ligeramente colapsa hacia adentro absorbiendo el impacto.

Pie Pronador: Son los más habituales; suelen tener los tobillos en contacto directo con el suelo y juntan sus rodillas formando especie de cruz. Al apoyar prácticamente todo el pie, la huella que se analiza durante el estudio de la pisada se marca de forma casi completa y sin dejar ningún hueco en su superficie.

Pie Supinador: Son los menos frecuentes; son aquellos que no apoyan los pies en el suelo de forma completa, sino que tienden a apoyarlo sobre la zona externa del pie. En este caso, sus rodillas tienden a estar arqueadas con un hueco en medio y sus tobillos no se juntan al estar de pie, lo que provoca que esta articulación reciba la mayor parte del impacto.

Saber qué tipo de pie tienes es fundamental para conocer cuáles son sus características, cómo pueden afectar en tu forma de caminar, y en la salud de tus pisadas.