Blog

Tipos de plantillas para dolor de pies

El dolor de pies puede estar dado por muchas causas, algunas de origen morfológico o traumático, y otras simplemente por nuestros hábitos y estilo de vida; que acaban pasando factura en nuestro día a día afectando a una de las partes más importantes de nuestro cuerpo: los pies.

Plantillas deportivas

Sirven para aumentar el rendimiento y tratar las patologías más habituales en el deportista: esguince de repetición, espolón calcáneo, fascitis plantar, metatarsalgia, etc.

Plantillas terapéuticas

La solución más efectiva para prevenir determinadas lesiones. Reparten las presiones del pie y evitan posibles sobrecargas. Son muy efectivas en personas que sufran o hayan sufrido patologías como fascitis plantar, metatarsalgia o espolón en el pie; o para personas que tengan pies planos, pies cavos o pies valgos.

Plantillas infantiles

Ayudan a prevenir futuras patologías en su edad adulta, tanto en los pies como en otras partes del cuerpo. Si has notado que tu hijo no camina con normalidad o sufre caídas con más frecuencia de lo habitual, es posible que necesite empezar a usar plantillas para corregir la forma de sus pisadas.

Plantillas acomodativas

Distribuyen la carga de los pies y ayudan a aliviar dolores y a prevenir problemas en el andar. Si tienes dolor al caminar o lesiones recurrentes, si tu calzado ha sufrido algún desgaste, o incluso, si tienes diabetes o enfermedades vasculares que predisponen a úlceras, las plantillas acomodativas te ayudarán a sentirte mejor.

 Sea cual sea el motivo por el que necesites empezar a usar plantillas personalizadas, lograrás pisadas saludables cada día y ganarás en comodidad y calidad de vida.